Mi Método

Porqué elegí un Pavo Real

Elegí un Pavo Real como símbolo por la metáfora de cómo podemos sentirnos con nosotros mismos como seres individuales:

Sobre los Pavos Reales:

  • A simple vista, con su plumaje cerrado andando por ahí, ya se puede apreciar la belleza de su interior
  • Cuando los ves andando parecen incluso un poco torpes e inestables con sus patitas tan finas y frágiles, pero si lo necesitan no dudarán en usar sus alas para volar hacia lo que se propongan
  • Van bastante a su rollo en su día a día y podría decirse que son antisociales, pero cuando tienen un objetivo fijado y van a por él, no dudan en plantarse firmemente sobre sus patas, sacar pecho y abrir su cola para mostrar todo su poder y belleza.

Así, somos igual las personas:

  • Cuando no sabemos sobre un asunto en particular, no sentimos bastantes vulnerables y pavos y nos da vergüenza mostrarnos como somos y vamos por la vida tambaleándonos
  • A veces cuando identificamos cosas realmente importantes no dudamos en cómo poder desplegar nuestras alas para alcanzarlas y en algunas ocasiones, habitualmente pocas, nos permitirnos sentirnos orgullosos de nosotros mismos hinchar el pecho, desplegar nuestra belleza y enseñarla a los demás.

El pavo como un símbolo de cambio, de transformación, de volver a caminar erguidos con fé y confianza en la vida y poder mostrarnos tal y como somos cuando decidamos sin miedo a las ojos de los demás. Pero sobre todo a sentir la belleza que hay en ti en todo momento y en todo lugar.

Y si…¿empezamos a ser un poco “Pavos Reales” y compartimos nuestra belleza con los demás?

El método PAVO

  • He creado el Método PAVO, sus siglas significan: Practica el Arte de Vivir Orgulloso
  • Practica: Porque requiere de aprendizaje y sobre todo de ejercicio, de intentarlo una y otra vez e ir perfeccionando el método y venciendo a la pereza.
  • Arte: porque es una expresión individual compleja, que requiere de intención y perspectiva y porque el resultado siempre es una expresión del autor que no está ni bien ni mal.
  • Vivir: porque como dice Fito “lo contrario de vivir es no arriesgarse”, asi que la acción siempre es vida, la vida es movimiento.
  • Orgulloso: Hay numerosos estudios científicos, uno de ellos del profesor Antony Ong experto en estudio de las emociones, que demuestran científicamente que las emociones positivas reducen los niveles de inflación en sangre lo que se traduce en un mayor bienestar y en la ausencia de enfermedad. Por tanto, una vida con sentido, con objetivo, donde sentirse realizado con tus talentos y limitaciones es el camino a la salud y el bienestar. Ese estado de tu mente se comunica a todas las células de tu cuerpo que se comportan en consecuencia.

Corre una creencia a nuestro alrededor de que está mal sentirse orgulloso, de que no debes mostrarlo a los demás porque serias un@ prepotente y vanidos@ y de que los éxitos y los fracasas mejor en petit comité. Y ahora después de mi experiencia, no estoy nada de acuerdo. Cuando te sientes orgulloso de tus acciones por tus propios esfuerzos sin haber perjudicado a nadie en el camino, se genera una mecha en el interior que nos llena de energía positiva, de sentirse capaz para realizar otras muchas cosas valiosas más y sobre todo de querer compartirlo con otros. Una fuerza poderosa que es capaz de eliminar lo negativo por un momento y de contagiar esa ilusión de poder llegar a ser, a todas las personas de nuestro alrededor. Un resultado en el que da igual si lo consigues o no porque estás segur@ de que hiciste todo lo posible para conseguirlo independientemente del resultado porque a veces, no siempre querer es poder pero el hecho mismo de haberlo intentado es lo que te permite vivir en Paz. Y si, también hay que sentirse orgulloso de las limitaciones.

Fijar para avanzar. Un método de 3 pasos

La vida está compuesta de muchos focos de atención: nuestro mundo interior o personalidad, nuestro aspecto exterior, nuestra familia y amistades, nuestro trabajo, nuestro tiempo de ocio y actividades, nuestra alimentación, nuestro hogar…. para sentirse orgulloso de cualquiera de estas esferas es necesario primero focalizarse de una en una y tomar decisiones. Yo uso el triángulo equilátero como símbolo del éxito a la hora de emprender cualquier acción, en una combinación de tres elementos en igualdad de importancia:

Para conseguir el resultado que te propongas en el área que hayas decidido focalizar, es necesario que pongas el ojo y estudies en detalle:

  • Conocimientos: ¿Qué conocimientos tienes ya sobre el asunto y cuáles necesitas para lograr alcanzar tu meta?
  • Planificación: Con los conocimientos que necesitas ya definidos, ¿cuál es tu plan de acción para alcanzar tu meta? ¿Qué pasos has de dar? ¿Qué plazo necesitas para lograrlo? Agéndalo para cumplirlo
  • Constancia: Ya has definido el que, el cómo y el cuándo ahora queda HACERLO. Divídelo en pequeñas tareas u objetivos y ves dando paso a paso y revisando tus acciones y planificación. Sobre todo no te estanques, continua aunque tengas que saltarte algún paso.

Si cumples estos tres requisitos te sentirás orgullos@ a cada paso que des

Sentirse orgullos@ no es una tarea fácil, requiere de tiempo y valentía. A veces es mejor emprender el camino en soledad y otras hacerlo acompañado. Esa es una de las decisiones más importantes que deberás tomar.

Si te das cuenta de que necesitas ayuda en el camino puedes contar con mi apoyo.

Te ayudaré en un proceso de trabajo conjunto a :

  • Identificar cúal es tu verdadero propósito y necesidad
  • Descubrir cúales son las soluciones viables que te funcionarían
  • Planificar y ejecutar tus objetivos

Cómo trabajaremos:

  1. Reunión inicial: Nos sentamos a conocernos, a definir cuál es tu necesidad y cómo puedo ayudarte. Recogida de datos y comunicación de objetivos.
  2. Propuesta de actuaciones: una vez que he recogido todos los datos, los plasmo en una propuesta donde te indico en qué te puedo ayudar, cómo llevarlo a cabo y su coste.
  3. Firma del encargo: Una vez que tienes claro cuál es la hoja de ruta para cumplir tus objetivos y que yo soy la persona más idónea para acompañarte,formalizaremos nuestro compromiso por escrito con sus detalles.
  4. Seguimiento: Una vez iniciado el procedimiento trabajaré a tu lado, informándote de manera continua de los avances y novedades.
  5. Finalización: Me gusta entregaros el resultado de mi trabajo a través de fotos, videos, documentos o cualquier soporte que os permita ser conscientes del resultado y dónde me podáis transmitir cómo os sentís con él, para que en total confianza podamos seguir trabajando juntos en un futuro.