Mediación

Poca gente conoce este servicio. Ni yo misma siendo abogada tenía muy claro en que consistía hasta que decidí comenzar la formación.

Se trata de una entrevista personal tipo sesión donde se crea un proceso de comunicación entre partes que tienen un problema concreto y del que no pueden hablar de forma respetuosa por si mismas lo que les impide llegar a una solución. Durante la entrevista/s interviene un tercero, el mediador. Mi trabajo como mediadora consiste en facilitar que las partes puedan:

  1. Escucharse mutuamente
  2. Comprender la posición del otro
  3. Definir las necesidades de cada uno
  4. Proponer soluciones que beneficien a todos
  5. Elegir la solución más adecuada al caso
  6. Desarrollar la solución propuesta en forma y fecha por escrito generando un compromiso entre las partes.

Resumiendo, es un proceso en el que son las partes, por ellas mismas las que llegan a un acuerdo libre y voluntario que permita recomponer la buena relación, y finalice o disminuya el problema facilitando una futura comunicación. Es un procedimiento que hace conscientes y responsabiliza a las personas de su posición y las consecuencias de sus actuaciones.

Es la mejor opción para aquellas situaciones de conflicto donde lo verdaderamente importante son las personas y su futura relación. Es ideal para problemas familiares como separaciones, problemas con los hijos, situaciones de incapacitación, de cuidado de mayores, empresas familiares, problemas escolares, pequeños conflictos laborales, acuerdos mercantiles e incluso en procesos penales para promover la reparación del daño ocasionado. Siempre que se quiera evitar la decisión de un juez y donde el objetivo sea reparar la relación personal desde el diálogo.

Inscrita en el Registro Nacional de mediadores del Ministerio de Justicia, lo que supone una gran ventaja para mis clientes ya que se podrán validar sus acuerdos ante notario para surtir plena validez de cumplimiento ante terceros.

Solicita Información: